WHISKY JHONNIE WALKER BLUE LABEL GEORGE V WHISKY JOHNNIE WALKER BLUE LABEL GEORGE V
WHISKY JOHNNIE WALKER BLUE LABEL GEORGE V -  Blue Label (King George V) - es el mas exclusivo e inaccequible de la marca ; ya que solo se le ofrecia a la realeza Britanica : es un compuesto de 40 whiskies hechos en destilerias que ya no existen cada uno añejo hasta unos 50 años en siete años se dejara de producir ; cada botella viene en una caja con un nümero de serie escrito a mano y la historia de este.
Precio
786,50 Eur   IVA incluido
Marca JHONNIE WALKER title=
Disponibilidad 1 unidades
Plazo de entrega 48 horas
Cantidad
Nariz: una profunda aroma ahumado inicial seguida de dulces, frutas frescas (manzanas, peras, plátanos) las características de malta; en desarrollo ricos en frutos secos / picante complejidad (pasas, higos, canela).

Paladar: suave con un rico, dulzor afrutado. Calentamiento con sutiles sabores de sándalo y el humo.

Sabor: Potente, complejo, rico y suave.

Acabado: Mouthwarming y ricos turba persistente final.

Con el agua: los módulos nuevos sabores, más fresco y frutado más humo en el paladar.
Cuando Johnnie Walker empezó su negocio en 1820, lo hizo respetando enormemente a los whiskies de malta con sabores fuertes. Le favorecieron los maltas robustos de Islay (pr: iela) y las Islas, que añadieron profundidad y vigor a sus blends. Su nieto, Alexander Walker, heredó las habilidades de su abuelo para la mezcla asi como sus preferencias de gusto. Cuando desarrolló el blend Johnnie Walker Red Label, se aseguró de que, aunque era más suave y ligero que muchos de sus contemporáneos, conservara el sabor auténtico de whisky tradicional.

Esto ocurrió en la última decada del siglo XIX. Viente años después Red Label llegó a ser la primera marca verdaderamente Global, realizando ventas en 120 paises del mundo. También captó admiradores devotos en Gran Btretaña. El Rey George V era otro amirador del whisky Johnnie Walker hasta el punto que dió a la empresa una Concesión Real en 1933, y Johnnie Walker ha sido la proveedora oficial a la Casa Real hasta hoy en día.

Los whiskies de Red Label no han dejado de ganar premios que reconocen su excelencia, últimamente consigió las medallas de Oro y la Gran Oro de en la selección de 'Le Monde', uno de los acontecimientos más respetados de la industria de bebidas. En 1996 ganó la medalla de oro de la categoría de 'Whiskies Blends' en el Concurso Internacional de Vinos y Espirituosos
Cuando Johnnie Walker empezó su negocio en 1820, lo hizo respetando enormemente a los whiskies de malta con sabores fuertes. Le favorecieron los maltas robustos de Islay (pr: iela) y las Islas, que añadieron profundidad y vigor a sus blends. Su nieto, Alexander Walker, heredó las habilidades de su abuelo para la mezcla asi como sus preferencias de gusto. Cuando desarrolló el blend Johnnie Walker Red Label, se aseguró de que, aunque era más suave y ligero que muchos de sus contemporáneos, conservara el sabor auténtico de whisky tradicional.

Esto ocurrió en la última decada del siglo XIX. Viente años después Red Label llegó a ser la primera marca verdaderamente Global, realizando ventas en 120 paises del mundo. También captó admiradores devotos en Gran Btretaña. El Rey George V era otro amirador del whisky Johnnie Walker hasta el punto que dió a la empresa una Concesión Real en 1933, y Johnnie Walker ha sido la proveedora oficial a la Casa Real hasta hoy en día.

Los whiskies de Red Label no han dejado de ganar premios que reconocen su excelencia, últimamente consigió las medallas de Oro y la Gran Oro de en la selección de 'Le Monde', uno de los acontecimientos más respetados de la industria de bebidas. En 1996 ganó la medalla de oro de la categoría de 'Whiskies Blends' en el Concurso Internacional de Vinos y Espirituosos
Cuando Johnnie Walker empezó su negocio en 1820, lo hizo respetando enormemente a los whiskies de malta con sabores fuertes. Le favorecieron los maltas robustos de Islay (pr: iela) y las Islas, que añadieron profundidad y vigor a sus blends. Su nieto, Alexander Walker, heredó las habilidades de su abuelo para la mezcla asi como sus preferencias de gusto. Cuando desarrolló el blend Johnnie Walker Red Label, se aseguró de que, aunque era más suave y ligero que muchos de sus contemporáneos, conservara el sabor auténtico de whisky tradicional.

Esto ocurrió en la última decada del siglo XIX. Viente años después Red Label llegó a ser la primera marca verdaderamente Global, realizando ventas en 120 paises del mundo. También captó admiradores devotos en Gran Btretaña. El Rey George V era otro amirador del whisky Johnnie Walker hasta el punto que dió a la empresa una Concesión Real en 1933, y Johnnie Walker ha sido la proveedora oficial a la Casa Real hasta hoy en día.

Otros productos relacionados (6)
rones, ron, whisky, ginebra, ginebra premium, ginebras, ginebras premium, gin, gintonic